Lenguas.

Y de repente se hizo el silencio en la casa, y dejaron de mezclarse los idiomas…
Ahora no sé qué hacer conmigo.
No quiero decir, sin ti.
Por favor, recuérdame; cómo se dormía sola.
No quiero decir, sin ti.
Ay, joder.
No tardes mucho en devolverme mi canción, que quiero tu lengua para hacer un poquito más casa el huir de las paredes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s